PLURALISMO Y BUEN VIVIR UN CAMINO HACIA OTRO CONSTITUCIONALISMO POSIBLE

Claudia Storini

Resumo


La “crisis” actual, que no son sólo es la crisis de una fase del ciclo económico, o una crisis financiera o ambiental, una crisis que no sólo se identifica con la fase terminal del régimen capitalista de producción, es la crisis de una civilización. Una crisis que implica la crisis de la era moderna y de su paradigma; la crisis de un modelo de organización del conocimiento; la crisis del modo industrial de producción; la crisis de las modalidades de gobierno, el alejamiento de las posturas positivistas, la crisis de las verdades y de los valores absolutos, de las teorías abstractamente valida y de la puridad del derecho, entre otras.

Crisis, un concepto que no sólo trae consigo aspectos negativos sino también aspectos positivos, pues una crisis siempre genera dos posibles caminos, aquel que conduce a la muerte, y aquel que guía hacia una nueva forma de vivir y pensar el mundo. Hoy se han abierto dos caminos frente a la crisis, el primero conduce a la conservación del ecosistema y consecuentemente de la especie humana, mientras el segundo lleva ineludiblemente al suicidio colectivo; el primer camino es el único que permite sobrevivir y es el que se ha llamado Buen vivir.[1]

Una nueva alternativa que ha surgido en los países andinos, y particularmente en Ecuador y Bolivia, una alternativa que devuelve la esperanza a la pacha mama y sus hijos, entre ellos los seres humanos, una alternativa que permite la liberación y la descolonización, una alternativa a la lógica capitalista que únicamente ha generado brechas sociales y económicas entre los iguales.

Giraldo busca explicar cómo las utopías contemporáneas quieren hacer un frente distinto a la proyección occidental moderna camino a la muerte, y ver en el buen vivir un ejemplo de ese frente. El buen vivir es un proyecto político latinoamericano, es la alternativa a la modernidad capitalista, es un concepto tomado de la cultura aymara y quechua, caracterizado por ser un arte que permite vivir en equilibrio y armonía con lo existente, pues no se puede vivir bien si los demás viven mal; es decir, el buen vivir es algo que no se reduce a las ejecuciones de proyectos gubernamentales, creación de ministerios especializados o articulado constitucional, es un proceso que implica luchas sociales y un cambio de paradigma.[2]

La especie humana se acostumbró a no pensar por sí misma, sino en función de la cultura y estructura lingüística a la que pertenece; aceptar que el pensamiento no es un fenómeno individual ayuda a comprender la heterogeneidad de arquetipos ideológicos empleados para que las personas reproduzcan un determinado status quo, pero también sirve para observar el camino de toda cultura que no quiera cimentarse en los mismos postulados de la cultura que quiere superarse.[3]

Culturas rebeldes para seguir manteniendo un pensamiento generalizado surgen en Latinoamérica, culturas que empiezan a abrir puertas del camino hacia el buen vivir. Culturas que buscan alejarse de los postulados capitalistas generando una nueva forma de convivencia humana en la diversidad y en armonía con la naturaleza. Culturas que buscan alejarse de la noción vulgar del tiempo, denominada así por Heidegger, basada en el olvido del pasado y un pensamiento dirigido a adquirir las expectativas implantadas por la sociedad como metas a alcanzar[4]. Culturas que quieren apartarse de vivir un presente en olvido del pasado y con visión permanente a un futuro común, un futuro de dualidades en que sólo existe lo bueno y lo malo.  Culturas que buscan construir un futuro anclado en el pasado entrelazando las tres dimensiones de la temporalidad, esto es, el haber sido, el ser, y el advenir[5]. Y el camino para llegar a ello toma el nombre de buen vivir.

Es legitimo pensar entonces que el buen vivir no es únicamente un estampado en papel, por lo contrario es un paradigma de profundas transformaciones, es la alternativa al encierro occidental, es un significado abigarrado de vivencias desde la diversidad y la igualdad, es nuestra esperanza.

[1] Omar Felipe Giraldo, Utopías en la era de la supervivencia una interpretación del Buen vivir,  (México D.F.: Editorial Itaca, 2014), 15.

[2] Ibíd. 16, 17.

[3] Ibíd. 23.

[4] Martin Heidegger, el concepto de tiempo (Tratado de 1924). Barcelona: Herder, 2008.

[5] Omar Felipe Giraldo, Utopías en la era de la supervivencia una interpretación del Buen vivir. 24, 25.


Palavras-chave


direito

Texto completo:

PDF (ESPANHOL)

Referências


Alberto Acosta, El Buen Vivir Sumak Kawsay, una oportunidad para imaginar otros mundos. Barcelona: Icaria. 2013.

Barkin, David (2011), “Hacia la construcción de un nuevo paradigma social”. Consulta: 30 de noviembre de 2016. http://laisumedu.org/pdf/barkin.pdf

Benhabib Seyla (2006). Las reivindicaciones de la cultura. Igualdad y diversidad en la era global. Reis, 120/07. Consulta: 16 de septiembre de 2018 http://www.reis.cis.es/REIS/PDF/REIS_120_0071196341078641.pdf

Ceceña, Ana Esther (2014): Del Desarrollo al Vivir Bien: la subversión epistémica, en Girón, Alicia (ed): Del “vivir bien” al “buen vivir”, Instituto de Investigaciones Económicas - UNAM, México, cap. I.

Correas, Oscar, Crítica de la ideología jurídica, ensayo sociosemiológico, México, UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1993,

Dietrich, W., Echavarría, J., Esteva, G., Ingruber, D. y Koppensteiner, N. (Ed.) (2011), The palgrave international handbook of peace studies: A cultural perspective. Palgrave Macmillan, Houndmills, Basingtoke, Hampshire.

Dussel, Enrique. El encubrimiento del Otro. Hacia el origen del "mito de la Modernidad". La Paz: Plural Ediciones - UMSA, 1994.

Esteva, Gustavo (2013). Crisi sociale e alternative dal basso: difesa del territorio, beni cimuni, convivialitá. Roma: Voci da Abya Yala.

Esteva, Gustavo (2008). Agenda y sentido de los movimientos antisistémicos. Polis. Revista Latinoamericana, 19. https://polis.revues.org/3903. Consulta: 16 de septiembre de 2018

Esteva, Gustavo (2009). “La crisis como esperanza”, Bajo el volcán, 8, 14, 17-53.

Foucault, Michel (2002). Defender la sociedad. México: Fondo de Cultura Económica.

Foucault, Michel (1990). Microfísica del poder. Madrid: Ediciones de la Piqueta.

Foucault, Michel (1998). Las palabras y las cosas. Una arqueología de las ciencias humanas. Madrid: Siglo XXI.

Gadamer, Hans-Georg. Verdad y método II. Salamanca: Ediciones Sígueme, 1998.

Giraldo, Omar Felipe. Utopías en la era de la supervivencia una interpretación del Buen vivir. México: Editorial Itaca, 2014.

Gramsci, Antonio. Lettere dal carcere. Turín: Giulio Einaudi Editore 2011.

Kuhn, Thomas S. (1971). La estructura de las revoluciones científicas. México: Fondo de Cultura Económica.

Marx, Carlos (1959), El Capital, Vol. I, México: Fondo de Cultura Económica.

Moreno Villa, Mariano. El hombre como persona. Madrid: Caparrós editores. 2005.

Olivé León, (1999). Multiculturalismo y Pluralismo. Maxico: Editorial Paidos Mexicana S.A.

Olivé, León. Interculturalismo y justicia social: autonomía e identidad cultural en la era de la globalización. México: UNAM, 2004.

Sousa Santos, Boaventura de (1994) “Hacia un entendimiento postmoderno del Derecho”, Revista Fronesis. Vol.1, nº. 2. Maracaibo: IFD-LUZ, 163-177.

Viciano Pastor, Roberto y Martínez Dalmau, Rubén. "Aspectos Generales del nuevo constitucionalismo latinoamericano", en Luis Fernando Ávila Linzán (editor) Política, justicia y Constitución. Quito: Centro de Estudios y Difusión del Derecho Constitucional, 2012.




DOI: http://dx.doi.org/10.25245/rdspp.v9i1.837

Apontamentos

  • Não há apontamentos.


               Revista associada à Associação Brasileira de Editores Científicos (ABEC)

Associação Brasileira de Editores Científicos – ABEC


Revista Direitos Sociais e Políticas Públicas (UNIFAFIBE)

ISSN 2318-5732